Ventajas de adoptar un mestizo

1 Son exclusivos, originales e irrepetibles, además de su espléndido aspecto, tienen muchas otras virtudes que ofrecer, sus cualidades les hacen únicos. Ven a conocerlos.

2 Tienen una enorme capacidad de afecto y rebosan cariño. 

3 Suelen ser muy leales, fieles, nobles y agradecidos.

4 Suelen ser muy inteligentes y fácilmente adiestrables. 

5 No sufren degeneraciones por consanguinidad y gracias a las "mezclas" de las que provienen, disfrutan de graciosas peculiaridades que hacen de cada animal un ejemplar irrepetible, casi exclusivo.

6 Así mismo presentan una admirable resistencia física y una gran longevidad. 

7 A menudo son más tranquilos y equilibrados que sus "nobles" parientes de pura raza; los cruces realizados por criadores poco profesionales pueden provocar alteraciones de comportamiento en algunos ejemplares de raza; sin embargo la selección natural de los mestizos evita casi en la totalidad dichas alteraciones. 

8 Desean ardientemente la segunda oportunidad que tanto merecen. 

9 Además, y que nos perdonen los puristas, los perros de pura raza no son más que mestizos prolongados en el tiempo. Si elegimos una raza tan admirada como el San Bernardo y analizamos su genealogía, veremos que en él se mezclan sangres de dogos alemanes y perros de montaña de los Pirineos; los dogos provienen de la mezcla de mastines con lebreles irlandeses, mientras que el perro de montaña de los Pirineos desciende del Maremmano-Abrucés y del pastor húngaro Kuvasz, que a su vez proviene… y así sucesivamente.

10 Las familias que adoptan mestizos siempre están plenamente satisfechas y felices con sus nuevos compañeros, independientemente de su origen, pues todos los perros, de raza y mestizos, poseen extraordinarias virtudes que hacen de ellos compañeros ideales.